Diputados de Cambiemos piden tiempo para discutir la paridad de género

HCD_8214-1024x683El oficialismo en Diputados quiere enviar a comisión el proyecto de ley de paridad de género que promueve el Frente Renovador y la posibilidad de que mañana se convierta en ley parece diluirse.

«Tenemos que ver los tiempos. Nosotros estamos de acuerdo con la iniciativa, pero nos parece que debe incluirse como parte integral del proyecto de reforma política en el que estamos avanzando», dijo a LPO el diputado Daniel Ivoskus.

«No se trata de una ley para los medios. No sirve que sea una ley aislada de las reformas que estamos encarando. No es algo que se deba tratar sin debate en comisiones de trabajo», agregó.

Así, la iniciativa, que ya tiene media sanción en el Senado y que el massismo pensaba convertir en ley mañana, parece que deberá esperar otros tiempos.

El Frente Renovador quiere el proyecto se vote mañana. Hoy habrá en la Legislatura una jornada sobre el tema donde los rechazos al proyecto serán parte de los comentarios internos. Con todo, los diputados de Cambiemos tendrán una definición esta noche.

LPO había adelantado que por lo bajo comenzaban a aflorar negativas al proyecto. El lunes, el primero en blanquear el rechazo al proyecto fue el diputado Guillermo Castello.

El legislador de Mar del Plata, que responde a Elisa Carrió sostuvo que el proyecto implica “una inadmisible degradación del sexo femenino por cuanto todas las mujeres que accedan a un cargo mediante una lista electoral estarán siempre sospechadas de haber ingresado por haber integrado la misma solo para dar cumplimiento al cupo».

Hoy, Castello se sumó al pedido de Ivoskus y cuestionó la ausencia de debate en el tratamiento del proyecto. “Un tema de tanta trascendencia institucional, que va a determinar la forma en que van a votar las futuras generaciones, debe ser profundamente debatido», dijo.

Sin mencionarlos, el diputado cargó contra los legisladores massistas. «Este proyecto debería pasar por las comisiones de la Legislatura, pero como estamos en una competencia de demagogia, nadie se anima a hacer una pausa», afirmó.

El texto obliga a todos los partidos de la Provincia a incorporar obligatoriamente y de forma alternada un 50 por ciento de candidatas mujeres y otro 50 por ciento de hombres.

En el Senado, la iniciativa había quedado envuelta en un tironeo político entre el massismo -que impulsaba el proyecto- y el bloque oficialista. Fue pocos minutos antes de la sesión que el Frente Renovador se enteró que Cambiemos iba a bajar un proyecto propio.

Hubo algunas tensiones en el recinto, se llamó a un cuarto intermedio y finalmente todas las partes tuvieron que ceder. Es que todos los bloques se necesitaban entre sí para llegar a los dos tercios necesarios. Finalmente fue aprobado por unanimidad.

El proyecto modifica el artículo 32 de la Ley Electoral, disponiendo que las listas presentadas ante la Junta Electoral “deberán respetar una equivalencia del 50 por ciento del sexo femenino y otro 50 por ciento del sexo masculino”. Ese porcentaje será aplicable a la totalidad de la lista, y se deberá cumplir con el mecanismo de “alternancia y secuencialidad” entre sexos por binomios (mujer-hombre u hombre-mujer). Cuando se trate de nóminas u órganos impares la diferencia entre el total de hombres y mujeres no podrá ser superior a uno.